Monday, September 2, 2013

OPINION. © Carlos de la Parra. micro. versión ESPAÑOL---English version, scroll down to read.

La discusión entró en la etapa de furia. Ella argumentaba que el perro opinaba cierta postura en los hechos diferente a la que él interpreta. Están en espera del fallo final que pueda rendir el can. ENGLISH VERSION. The argument escalated into a furious stage. She argues that the dog's position on the facts differs from his interpretation. They await on the dog's final verdict.

5 comments:

  1. El gruñido del animal confirma que lleva razón en todo. Comparto su opinión.

    ReplyDelete
  2. Pobre perro, tener que arbitrar en discusiones matrimoniales... un mordisquito a cada uno para calmar la disputa, no sería mala idea.
    Besos, Carlos.

    ReplyDelete
  3. Es increíble cuánto podemos llegar a hacer por no hacer las cosas como hay que hacerlas.

    ¡Pobre perro!

    Un abrazo,

    ReplyDelete
  4. ¡Una conversación animal! Disculpe, señora, guau guau.
    Un abrazo, Carlos.

    ReplyDelete
  5. Gracias todos por sus comentarios de distinguida bloguería.
    Ciertamente que es bueno que el perro vaya ocupando un espacio destacado en la sociedad contemporánea. Lo merece por su mera nobleza.
    Nunca habremos agradecido lo suficiente la presencia canina en nuestras vidas.

    ReplyDelete