Wednesday, March 12, 2014

MARCELA.© Carlos de la Parra. versión ESPAÑOL---ENGLISH version,scroll down to read and comment.

      |
Marcelita siempre lo tuvo hechizado. Y éso que ella era la persona más distraída que Pánfilo jamás trató. Cuando él la llamaba siempre tenía que recordarle quien era él.
Tan distraída ella que ni cuenta se dió el día de su propia muerte. Pero también tan distraída que nunca estuvo conciente de haber vivido. El tipo de mujer que pasó por la vida tan abstraída que es como si jamás hubiése estado presente. Excepto para él.


ENGLISH VERSION below.


Marcie always had a spell on him. Not withstanding the fact that she was the most distracted person Bertrand ever knew. Whenever he called her there was always the need to remind her who he was.
So distracted she was that on the day she died she didn't even see it coming. But ever so distracted  always  that she never noticed her own life taking place. The kind of lady that zoomed right through existence in a way that seemed not to have ever happened. In such state of abstraction as if never having been there. Except to him.

19 comments:

  1. Reconocerás, Carlos, que estos amores locos con gente imposible nunca llevan a ninguna parte, aún descartando el hecho de que Marcela solo sea una recreación de la propia mente necesitada de amor.

    ReplyDelete
  2. El terreno amoroso contiene tal profundidad que quizás la mera sensación de amar basta para dignificar a la persona o colocarle en estado de elevación mental. Siempre habrá mujeres inalcanzables a las que no podemos dejar de amar.
    Aún a Marcela por imaginaria que sea la amo.

    ReplyDelete
  3. A veces pasa. Muy bueno, Carlos.
    ¡Saludos!

    ReplyDelete
  4. Gracias Juan Esteban, leyes de atracción.
    Saludos igualmente.

    ReplyDelete
  5. Yo creo que es un poco lo que nos pasa a todos, exagerado, claro está. Porque en verdad es un puñado de personas el que nos da consistencia, para los demás no existimos ni ellos existen para nosotros.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ReplyDelete
    Replies
    1. Con tu permiso, Carlos, voy a colocarte en mi lista de preferidos.

      Delete
  6. Por algo dicen que el amor todo lo puede, en el caso de Marcelita, poder recordar algo.
    Saludos.

    ReplyDelete
  7. Es la realidad de la existencia. Existimos para unos y para otros somos nada o no somos. Pero Manuelita para mi entender era como esa diosa imaginada que solo existía en la mente de Pánfilo.
    Abrazos Carlos.
    El Tocayo.

    ReplyDelete
  8. Carlos, me ha encantado este microrrelato.Es irónico sobre la desigualdad percepción del amor.Uno pierde la cabeza y la otra ni se entera.Bueno que por no enterarse ni siquiera se entera de que ha vivido.
    Hay gente que pasa por la vida así. ¡Lástima de ese hombre que equivocó dónde dejar su amor!.

    Un abrazo.

    ReplyDelete
  9. Humberto son reflecciones que atinan en el blanco emocional. A mi me llega éste relato porque te deja ver más con lo que no se dijo; para mi la virtud más preciada de un micro.

    Tocayo, creo que en el juego cósmico existimos entre fuerzas de atracción y repulsión, ésta pareja parece ser que orbitaba por polos opuestos.

    Fanny, quien mejor que tu alma de poeta para captar éstos extremos del amor de una pareja tan polarizada.

    ReplyDelete
  10. Ser sin ser y arribar a no ser no sabiendo que se ha sido y sin percibir tan siquiera que se ha sido para alguien...
    Ufff, que terrible no existencia!
    Besos.

    ReplyDelete
  11. Ella no existió para sí misma, como si flotase en un limbo, sin embargo tomó entidad gracias a Pánfilo (qué nombre elegiste, Carlos), él le dio existencia con sus sentimientos... claro que Marcelita nunca se enteró.

    Vengo un poco atrasada con las visitas, pero mejor tarde que nunca.
    Saludos

    ReplyDelete
  12. Marinel, éstas cosas ocurren todo el tiempo.
    Creo que todos hemos sido testigos de chicas tan modernas, con una red social tan extensa y una vida tan ocupada que no les da tiempo a vivirla por correr de pendiente en pendiente, y sin embargo él queda cautivado por ella, irremediablemente deslumbrado por su estrella.

    ReplyDelete
  13. Mirella, lo captaste en su plena exactitud.
    Nunca es tarde para visitar éste blog, donde siempre eres bienvenida.

    ReplyDelete
  14. El amor no entiende de personalidades solo de sentimientos. Por lo menos ella existió para él ya que ni ella misma sabía que existía.
    Entrda que hace a uno reflexionar si vivimos o existimos.
    Besos de gofio.

    ReplyDelete
  15. Al menos alguien fue consciente de su existencia

    ReplyDelete
  16. Gloria, ella no codependía de una persona en particular, iba de evento en evento a una velocidad que le impedía toda reflección.
    Pánfilo fué quien la quería hasta lo imposible.

    CHAFARDERO,
    Éste fué el que pagó el pato.

    ReplyDelete

  17. Si para él era suficiente ¿se necesitaba más?

    Gracias por tu vista.

    · Saludos

    · CR · & · LMA ·


    ReplyDelete
  18. Me llevas a esas personas que efectivamente viven las vidas como ceros a la izquierda o siempre restando. También es muy común en cientos de personas que no viven por el temor a morir.

    ReplyDelete